El 2017, estuvimos centradas en profundizar y abrirnos a la comunión con los marginados y excluidos de nuestra sociedad. 

Ahora, nos preparamos para iniciar el año de "la comunión con los demás" entendiendo con ello un amplio espectro de grupos que nos interpelan ya sea por su diversidad cultural, religiosa entre otras manifestaciones de la diversidad que se vive en los grupos humanos. 

La misión va tomando forma de diálogo e implica un testimonio de vida que se expresa en encuentro y colaboración con otros/as. 

Así es que, nuestras Direcciones Capitulares, nos dicen:

Estamos llamadas a unir nuestras manos con todos aquellos que están inspirados por el mismo Espíritu, como nuestros compañeros laicos en la misión y aquellos que pertenecen a otras organizaciones, culturas y religiones. Estamos invitadas a "Construir puentes de amistad" a lo largo de este año

 

Al celebrar el 127 aniversario de nuestra Congregación, somos invitadas a seguir nuestro camino de ampliar el circulo de la comunión. De la necesidad de no perder la conexión con nuestra casa común, pasamos a mirar como aprender y gestar la vida que los marginalizados y excluídos tienen para seguir la creación generando el buen vivir de todos/as en este mundo y en nuestra sociedad.